CARILLAS LUMINEERS

Las CARILLAS LUMINEERS son unas carillas de cerámica ultra fina que se colocan encima del diente del paciente sin tener que limarlo en absoluto, con ellas conseguimos cambiar forma, tamaño y color con resultados espectaculares, algo que hasta hace pocos años era impensable y de ahí que supongan una revolución.

Además también se pueden solucionar con ellas problemas oclusión, perdida de dimensión vertical por desgaste, mala posición mandibular y otras patologías similares.

En pacientes adultos de determinada edad, los dientes están apagados por el desgaste e incluso hipersensibles, las carillas actúan como una capa extra de esmalte artificial de protección.

 

Mantenimiento:

Revisión habitual del cualquier paciente, de seis meses a un año.

No existe tallado, con lo cual no hay margen por donde exista filtración como en una corona convencional, en la que hay que vigilar mucho por riesgo de caries.

El paciente se puede cepillar y pasar la seda dental como en un diente natural.

 

Colocación:

Es un producto dental muy especial, y no todo el mundo sabe manipularlo adecuadamente, lo que puede hacer que el tratamiento fracase o que no llegue a las expectativas estéticas del paciente.

Se puede trabajar fácilmente con ellas haciendo que las carillas sean gruesas y opacas, pero los resultados verdaderamente naturales e impresionantes se consiguen con espesores mínimos y con un 30% de opacidad, sabiendo jugar con los cementos y los supercolores, es decir, personalizando al máximo cada trabajo.

Es muy importante que el paciente caiga en buenas manos pues una mala manipulación puede dar mala publicidad a un extraordinario producto.

No es necesario utilizar anestesia para su colocación porque como dijimos antes, no precisa de tallado alguno, y por lo tanto no hay dolor.

 

Composición:

Están fabricadas con porcelana llamada CERINATE que hace posible que las carillas puedan tener un grosor tan reducido como el de unas lentes de contacto (0.3 milímetros). El Cerinate es actualmente la cerámica de leucita reforzada más fuerte del mercado; está prensada y por ello muestra bajos índices de fractura si se compara con la porcelana tradicional.

El cemento utilizado es capaz de adherir las carillas sobre cualquier superficie, diente natural o una funda antigua poco estética.

Durante 20 años se han estado testando en pacientes en Estados Unidos, consiguiendo unos resultados absolutamente satisfactorios.

 

Pacientes Lumineers:

Pacientes que están descontentos con sus dientes por estar descolocados, agrietados, gastados, pequeños, con colores oscuros o simplemente para aquellos que quieren mejorar su imagen luciendo una sonrisa perfecta y natural.

 

Tratamiento:

Tus CARILLAS LUMINEERS colocadas solo en 3 visitas.

En la primera visita se hace un estudio fotográfico del paciente con el que se hará se un DISEÑO DIGITAL DE SONRISA en 2D, y se toma impresión de los dientes actuales del paciente para hacer un posterior encerado diagnóstico para hacer una prueba en resina o MOCK UP.

En la segunda visita, se presenta el DISEÑO DIGITAL DE SONRISA y se coloca al paciente el MOCK UP si así lo requiere.

Si el paciente está de acuerdo con la propuesta realizada, esta se envía al laboratorio autorizado junto con el resto de la información, las fotos tomadas, encerado diagnóstico y DISEÑO DIGITAL DE SONRISA.

No hay necesidad de utilizar provisionales hasta la colocación definitiva de las mismas, puesto que no se realiza tallado alguno del diente.

En la tercera visita, 5 semanas después, se colocan las carillas si no hay ningún imprevisto en el ajuste o diseño.

Una vez cementadas las piezas, hay que individualizarlas.  Aunque se puede hacer en el mismo momento, la Dra García Valero recomienda hacerlo al menos 24 horas después para que no haya lugar a duda del fraguado total del cemento.

La alternativa a estás las CARILLAS LUMINEERS son las CARILLAS DE COMPOSITE.  La primera y segunda visita es igual pero la diferencia es que la tercera visita para colocar las carillas puede hacerse de manera inmediata en vez de tener que esperar 5 semanas, pues LAS CARILLAS DE COMPOSITE se pueden realizar directamente por el facultativo.  El COMPOSITE permite además realizar sobre las mismas futuras modificaciones si lo deseara el paciente.

CUALQUIERA DE LAS 2 OPCIONES GARANTIZAN AL 100% TU SATISFACCION ESTETICA, elegir una u otra depende de ti! 😉